Reparamos e instalamos calderas de gasoil Tifell

Tifell nace en el año 1981 bajo la filosofía de la ética comercial, la innovación y el respeto al medio ambiente.

En 1990 Tifell presentó en España la primera caldera con un sistema premezcla de combustión de gas. Desde ese momento, se ha ido consolidando como una empresa puntera en cuanto a la fabricación de calderas.

En https://tecnicotarragona.com/ somos servicio técnico oficial de Tifell y reparamos e instalamos este tipo de calderas desde hace un buen tiempo.

En este artículo queremos enseñarte cómo funcionan este tipo de calderas de gasoil, y las ventajas e inconvenientes que tienen.

Calderas de gasoil. Cómo funcionan.

Este tipo de calderas, tal y como su nombre indica, usan gasoil como combustible.

Suelen ser calderas económicas y requieren un mantenimiento sencillo. Aunque deben disponer de un espacio para instalar el depósito.

En este tipo de calderas, el agua se calienta en las tuberías que llegan a los radiadores.

El gasoil almacenado fluye hasta la cámara de combustión por un conducto. Una vez allí, el gas es atomizado, se divide en decenas de gotas. Entonces, los electrodos de la cámara de combustión producen una descarga eléctrica.

Esta descarga prende fuego al gas atomizado produciendo unas llamas controladas.

Esta llama calienta una zona llamada intercambiador de calor. Desde aquí, el humo se traslada a otra cámara para ser expulsado desde allí.

La salida de humos es importantísima en este tipo de calderas, y debe realizarse su instalación siempre por técnicos certificados.

Finalmente, el calor obtenido en el intercambiador de calor, es el calor que calienta el agua para nuestra calefacción o para el uso doméstico.

Puesta a punto

La ley obliga a que se haga una revisión anual de la caldera. Las calderas de gasoil deben mantenerse en perfecto estado, siendo responsable el usuario o propietario de la caldera.

El técnico debe limpiar los filtros de gasoil, el quemador y el interior de la caldera.

Recuerda que debes apagar la caldera una hora antes de repostar el combustible y encenderla una hora después.

Características de las calderas de gasoil

Este tipo de calderas se suelen usar en casas grandes, ya que pueden calentar espacios grandes en poco tiempo.

También son muy apropiadas para casas aisladas a donde no llega la canalización del gas.

Dentro de las calderas de gasoil, diferenciamos entre las calderas de gasoil de combustión y las de baja temperatura.

Las ventajas de las calderas de condensación son el buen rendimiento, y el ahorro de energía respecto a una caldera convencional.

Regulan la temperatura en función de la necesidad energética. Tienen una gran superficie de intercambio de calor, lo cual es una ventaja de funcionamiento.

Sabiendo esto, tenemos que tener en cuenta que la inversión inicial de compra es más elevada, se necesita un sistema de evacuación de condensados y se necesitan materiales especiales de evacuación.

Te aconsejamos que consultes con un técnico especializado si te son extraños este tipo de conceptos.

Si hablamos de las ventajas de las calderas de baja temperatura podemos citar que no necesitan sistemas anticondensación.

Y también a tener en cuenta que el precio es mayor que una caldera convencional.

Ventajas y desventajas de las calderas de gasoil

Entre las ventajas de este tipo de calderas, podemos citar que las puedes instalar en cualquier lugar, no necesitan que la empresa suministradora funcione en nuestra localidad, eso sí, debemos tener en cuenta el espacio que ocupa el depósito.

Cada caldera contiene un depósito con capacidad para 1.000 litros de combustible.

Por norma general, los precios de las calderas de gasoil suelen ser menores que los precios de las calderas de gas, lo que supone una ventaja económica al respecto.

Contaminan menos, ya que la quema del gasoil no genera monóxido de carbono (también podemos pensar que no hay tanto peligro con este gas).

Este tipo de calderas, suelen durar más que otros tipos de calderas de gas, ya que la quema del gasoil beneficia, precisamente el mantenimiento de la propia caldera.

Son más seguras, puesto que trabajan a temperaturas más bajas que las de gas, haciendo el riesgo de una posible explosión en prácticamente nulo.

Entre las desventajas también podemos citar varios factores a tener en cuenta.

El precio del gasoil, este suele ser alto y es algo que debemos plantearnos antes de la compra de una caldera de este tipo, echar cuentas y ver si nos sale “a cuenta”.

Tienen un mantenimiento más sencillo, pero este ha de hacerse una vez al año por ley. La quema del combustible produce restos dentro de la caldera que deben ser limpiados.

Estas calderas, comparándolas con las calderas de gas, obtienen menor eficiencia que estas.

El abastecimiento hay que tenerlo en cuenta, ya que debes transportar y almacenar el combustible en casa, aunque puedes encontrar fácilmente empresas que se dedican a ello en cualquier localidad.

En https://tecnicotarragona.com/ instalamos y reparamos cualquier caldera de gasoil de la marca Tifell, somos servicio técnico de la marca.