¿Problemas con la cal?

Uno de los problemas que nos podemos encontrar en nuestras calderas, además de en nuestro grifos, cocinas y demás equipos es la cal en el agua.

Es conveniente conocer los efectos de la cal y saber cómo eliminarla.

Para entenderlo debemos primero hablar acerca de la dureza del agua. Esta es la cantidad de magnesio y calcio presente en el agua.

Dependiendo del nivel de dureza del agua que tenemos podemos notar un mal funcionamiento de la caldera. Esto se debe a incrustaciones de cal en válvulas, piezas, partes internas y demás produciendo averías, obstrucciones e incluso importantes gastos en la factura.

La razón es que estas incrustaciones son malas conductoras de calor, por tanto, entorpecen el buen funcionamiento del equipo.

Hay que tener en cuenta que debido a la acumulación de cal, el rendimiento de la caldera puede bajar entre un 25%, por tanto, más que una cuestión de seguridad del equipo se trata de una cuestión de eficiencia energética.

Esa eficiencia supone necesitar más energía para producir calor, y, por tanto, un incremento de la factura mensual.

El problema de la cal puede aparecer también en electrodomésticos. En las lavadoras se aconseja instalar un descalcificador, elemento que normalmente no llevan estos aparatos.

En las tuberías también nos podemos encontrar con este tipo de problemas, lo podemos notar cuando tenemos poca presión en los grifos o poco caudal de agua.

Evitar la cal

Existen diversos sistemas para evitar la cal y para solucionar los problemas derivados de ella.

En el mercado puedes encontrar fundamentalmente dos tipos de descalcificadores.

El descalcificador de sal elimina el exceso de cal mediante un intercambio de iones. Tienen una capacidad limitada y deben ser revisados cada cierto tiempo.

El descalcificador magnético no elimina la cal, sino que evita que esta se incruste en las tuberías. Funciona mediante imanes instalados en las tuberías principales.

También tenemos descalcificadores electrónicos, estos, mediante impulsos eléctricos a una tensión y frecuencia determinada, trata el agua que pasa por el descalcificador de forma que no acumule cal.

Este sistema consta de una caja electrónica unida con dos cables enrollados sobre las tuberías en la entrada de agua de la instalación.

El sistema EMI

Dentro de estos últimos sistemas, el sistema Dropson con tecnología EMI (Electro Magnetic Impact) es uno de los más reconocidos.

Ya que muchos de estos sistemas dependen de la tubería (el material del que está hecha, el diámetro que posee, etc) en el sistema EMI ya viene calibrado de fábrica en función de la dureza del agua y del caudal. Esto lo convierte en una ventaja clara.

La tecnología EMI integra un sistema de cálculo en un software que permite seleccionar los aparatos en función de las necesidades.

La instalación de estos aparatos no suele generar muchos problemas, se instala fácilmente mediante unos cables.

Además, Dropson ofrece precios muy competitivos, lo que lo convierten en una muy buena opción de cara a evitar los problemas asociados a la cal en nuestro hogar.

En https://tecnicotarragona.com/ podemos aconsejarte en cuanto al sistema de descalcificación que más te interesa.

Consecuencias del agua dura y la cal

Como explicábamos al principio, la cal en nuestras tuberías puede desarrollar problemas en nuestro hogar.

  • Atasco en las tuberías

La cal se adhiere a las paredes de las tuberías, produciendo, en caso de ser excesiva en taponamientos, produciendo bajones en el caudal de agua, bajas de presión del agua de nuestros grifos e incluso, obstrucción completa de la tubería.

En caso de que ocurre algo así, el único remedio es que unos desatascadores profesionales te solucionen el problema.

  • Daños en los electrodomésticos

La cal no solo se puede acumular en las tuberías, sino también en los aparatos de nuestro hogar (electrodomésticos).

Este depósito interno en las máquinas reduce su duración y puede dar lugar a numerosas averías en nuestros electrodomésticos.

  • Problemas de salud

Consumir de forma continuada agua con exceso de cal puede derivar en problemas renales. La cal se puede acumular en estos órganos si no se elimina de forma correcta.

Otros problemas derivados de la cal son la sequedad excesiva de la piel, eccemas o irritaciones.

  • Mayor necesidad de inversión en productos descalcificadores

Una de las consecuencias claras si tenemos agua dura en nuestro domicilio es la necesidad de invertir en productos para limpiar las cañerías.

En el mercado se comercializan multitud de productos y de herramientas para filtrar la cal.

  • Manchas de ropa y en la vajilla

La cal impide también el lavado de forma correcta de la ropa. Provoca, además, que los tejidos se oscurezcan y obtengan un aspecto envejecido.

En la vajilla, la cal puede dejar un cerco blanco en cubiertos y platos.

La cal en las calderas de gas

Está comprobado que la cal puede ocasionar hasta un 40% de gasto extra de consumo de energía.

Es comprensible que en tiempos donde cada vez nos preocupa ahorrar en nuestra factura de luz, y donde compramos muchos elementos que nos ayuden a tal fin, actuemos de la misma forma tratando de evitar la calcificación dentro de nuestra caldera.

Si tratamos la cal de nuestras tuberías, estamos ayudando a que nuestros aparatos tengan más años de vida y ahorremos en averías asociadas a la calcificación de las mismas.

Se calcula que en el 80% de mantenimientos de calderas se encuentran problemas asociados con la cal.

En https://tecnicotarragona.com/ estamos preparados para solucionar cualquiera de estos inconvenientes.

Normalmente, en toda revisión se debe limpiar la caldera, pero si notas una bajada de caudal o una pérdida de presión, es muy posible que tengas un problema asociado al exceso de cal.

El proceso de descalcificación de una caldera es un proceso sencillo para un técnico cualificado, dura aproximadamente una hora y en él, a través de una bomba de agua se desincrusta la cal de las tuberías.

Esperamos que el artículo te haya resultado útil y que, si quieres aumentar la vida de tu caldera, sepas poner atención a la cal, ya que, puedes ahorrar mucho dinero haciéndolo.