Las averías más comunes de tu caldera de gas

En este artículo vamos a contarte cuales son las averías más comunes que pueden suceder en tu caldera de gas.

En https://tecnicotarragona.com/ nos preocupa la seguridad de tu hogar y la comodidad en tu hogar que proporciona una caldera de gas.

Antes de nada debemos remarcar la importancia de un buen mantenimiento, de esta forma, cualquier avería que podamos tener en nuestra caldera será fácilmente subsanada.

Además, el precio de una reparación detectada a tiempo, es muy posible que te haga ahorrar dinero.

Sin embargo, aún si has pasado una revisión, nunca sabemos cuándo o qué puede ocurrir con ningún aparato, vamos a tratar de explicar cuáles son las averías más comunes, para que sepas cómo actuar ante ellas:

La caldera hace chispa, pero no enciende

Si la caldera no enciende pero hace chispa, es posible que se deba a falta de gas, te recomendamos que compruebes las llaves de paso.

Si están todas cerradas, tanto la llave del contador, como la llave de casa te recomendamos la llamada a un técnico.

En muchas ocasiones la solución está en algo muy simple, compruébalo todo con calma, verás como la solución es sencilla.

La caldera no se enciende o el agua no llega a la temperatura deseada

Esto puede ocurrir por un problema de presión, recuerda que esta tiene que estar entre 1,2 y 1,5 bares.

Si no tiene esta presión, es posible que exista una fuga en la instalación.

Revisa las uniones entre purgadores, tuberías y radiadores y controla que el sensor y el presostato no estén desconectados.

Si existe presión de más, puede ser la válvula de seguridad o el vaso de expansión.

Comprueba si la caldera enciende, pero no llega el agua o si directamente el problema es que no enciende, comprueba los radiadores, aunque si ya estaban calientes es posible que no lo notes en primer lugar.

En todo caso, cualquier técnico soluciona este tipo de problema fácilmente.

El agua caliente funciona, pero no así la calefacción

Este problema surge si hay un fallo en el sensor, o un defecto en el cableado.

Es posible que notes que la temperatura sube de repente, pero se apaga al poco tiempo.

Este es un fallo que bajo ninguna circunstancia debes tratar de solucionarlo tú.

También puede ser que no esté activada la caldera en modo calefacción (algunas disponen de esta función) o que haya alguna función bloqueada.

En la pantalla aparece un aviso de error y no enciende la caldera

Es posible que este error lo cause la salida de humos, si ocurre algún problema en la salida de humos y la caldera no puede evacuar correctamente el monóxido de carbono, esta se bloquea por motivos de seguridad.

Si notas además un olor a gas, llama a un técnico inmediatamente, ya que esta si puede ser una avería grave.

Por supuesto, tampoco trates de utilizar la caldera si es asi.

El agua caliente funciona pero la llama no se enciende o la calefacción no alcanza la temperatura deseada

En este caso es posible que el fallo se encuentre en la sonda de temperatura del agua.

También es posible que el problema esté en la válvula de tres vías, si enciende pero no calienta.

La caldera no enciende

Puede ser que abras el agua caliente y la caldera directamente no encienda, si no se oye ningún sonido ni la caldera hace nada es posible que el caudalímetro esté roto.

Esta pieza debe limpiarse o sustituirse, es una avería sencilla.

La caldera hace ruido

A veces la caldera puede producir un ruido molesto, según el tipo de ruido que escuches esto puede deberse a varias averías distintas.

Si el ruido es como una “explosión”, es posible que la cámara de combustión esté sucia o la válvula de gas mal regulada.

Si es un pitido o un silbido es posible que el intercambiador de calor esté sucio o roto.

Si el ruido es como una vibración, el problema puede estar en la colocación de la carcasa.

Es posible que escuches un chirrido al abrir la llave de llenado, esto pasa porque el agua pasa por una sección muy pequeña.

Prueba a meter agua en la caldera con un grifo abierto, esto repartirá la presión y disminuirá el ruido de la caldera.

La caldera gotea

Si la caldera empieza a gotear al encender la calefacción puede ser que el problema esté en la presión del manómetro. El problema puede estar en el vaso de expansión.

Si, por el contrario, la caldera pierde agua de forma continua es posible que el fallo esté en una pieza que provoque la perdida de agua debido al desgaste.

Trucos sencillos para evitar gastos de reparación

Ahora que ya sabemos cuáles son las averías más comunes, (aunque habría muchas más) y ya sabemos que la solución suele ser, por norma general muy fácil de solucionar.

Y también sabemos, que en https://tecnicotarragona.com/ estamos acostumbrados y dispuestos a resolver cualquier incidencia que necesites.

Vamos a ver qué tipo de cosas podemos hacer para cuidar nuestra caldera y ahorrarnos “sustos” innecesarios.

  • Revisa tu caldera anualmente

A veces, una caldera puede estar en aparente buen estado, pero tener pequeños goteos, pequeños fallos en una pequeña pieza, cosas que nos pueden fácilmente pasar inadvertidas, pero a la larga dar como resultado una avería grande.

Es recomendable tener un contrato de mantenimiento, en https://tecnicotarragona.com/ ofrecemos  este servicio como servicio técnico oficial.

  • Realizar un “funcionamiento programado”

Algunas veces, en calderas que tienen poco uso es posible encontrar fallos, realizar un “funcionamiento programado” de vez en cuando ayuda a detectar fallos.

El consejo es encender la calefacción a modo de “prueba” durante 10 o 15 minutos en verano, de esta forma no te encontrarás con “sustos” al llegar el clima frio y podrás tomar decisiones en cuanto a su reparación si es el caso.

  • Controla la presión

Con el tiempo, las calderas de gas pierden presión, es bueno comprobar la presión que indica el fabricante.

Si tienes dudas, puedes consultar con nosotros en cuanto a la presión debida que debe tener tu caldera.

  • Purga los radiadores

El purgado de los radiadores elimina aire del sistema, desconecta la calefacción y gira la llave de purga.

Escucharás un silbido y después, cierra la válvula cuando empiece a gotear agua, para terminar revisando la presión de la caldera.

  • Comprueba la ventilación

Ya sabes que una pequeña fuga puede tener consecuencias muy nocivas para nuestra salud.

Para comprobar esto se recomiendo hacerlo llamando a un técnico periódicamente.

Si tienes más dudas, o necesitas ayuda con tu caldera, en https://tecnicotarragona.com/ estamos para ayudarte, no dudes en ponerte en contacto si necesitas ayuda!

Teléfono de contacto :  977771036