¿Qué es el “Plan Renove” de Calderas?

Puede ser que tu caso sea el de tener una caldera antigua y buscar una forma de sustituir esta.

Para mejorar la contaminación, por parte del gobierno, se prevé esta situación y se lanza, desde las distintas comunidades autónomas un plan llamado “Renove” que consiste en ayudas para este cambio.

Con ello, se trata de mejorar el consumo energético y las emisiones de CO2.

¿En qué consiste esta ayuda?

Esta ayuda permite que puedas cambiar a tener una caldera más eficiente energéticamente. Esta ayuda la podrán solicitar propietarios, arrendatarios y usufructuarios de una vivienda.

Esta ayuda no superará el 30% de la inversión, a pesar de eso puede significar un buen ahorro en el momento del cambio.

Eso sí, conviene que mires detalladamente las condiciones de tu comunidad autónoma, por ejemplo, en Cataluña te ahorrarás ese 30%.

Este servicio de ayuda contempla solo la sustitución de una vieja caldera por una moderna de condensación que use energía renovable, por ejemplo, biomasa o gasoil.

La nueva caldera tendrá una potencia entre 15 y 70 kw.

Este plan se oferta para impulsar el uso de energías renovables. Existe un compromiso del estado para optimizar el gasto energético.

Este Plan de energías Renovables 2011 – 2020 (PER) persigue que para el año 2020 en España el porcentaje de participación sea del 21% de la energía total consumida.

El precio de estos cambios de equipo se sitúa entre 350 Euros el más barato hasta los 700 euros, pudiendo establecer una media de aproximadamente unos 500 euros.

 

¿Cómo conseguir estas ayudas?

 

Los ciudadanos que desean obtener la ayuda, después de solicitarla y de estar asignada, pueden acceder a la compra de la caldera nueva.

Ya desde el año pasado, se empezó a exigir que las calderas tengan visible la etiqueta de eficiencia energética como forma de saber fácilmente esta información.

Normalmente, la documentación que se necesita es el DNI, el número de identificación fiscal, el boletín de la solicitud de ayuda cumplimentado y la factura por parte de la empresa instaladora.

 

 

Una vez solicitada, tendrás un determinado tiempo para hacerse efectiva la ayuda.

Dependiendo de la comunidad autónoma, es posible que el papeleo cambie un poco, aunque suele ser similar.

Este papeleo, puedes derivarlo a una gestoría, para evitarte preocupaciones, asimismo, tienes la seguridad de que todo quedará en orden.

 

 

¿Cuándo solicitar estas ayudas?

 

 

Hay muchas situaciones en las que pedir una ayuda para cambiar la caldera es una buena idea.

La puedes solicitar mientras tengas todas tus obligaciones de pago al día con la Hacienda Tributaria.

Tanto si eres una persona física como una empresa (en ese caso debes haber pasado también la evaluación de riesgos laborales.

Conviene, eso sí, que mires las condiciones exactas de tu comunidad autónoma, ya que hay detalles que cambian al respecto.

Aunque estamos al final de este periodo y prácticamente quedan pocas ayudas, aún hay opciones de conseguir algunas de estas ayudas.

 

 

Aunque a fecha del año 2019 solo es posible conseguir estas ayudas en la comunidad de Madrid y en el Principado de Asturias estas ayudas suelen disponerse de forma anual, por lo que hacer un seguimiento en tu comunidad al respecto no te vendría mal, ya que es posible encontrarlas en un futuro próximo.

 

En el caso de Cataluña, puedes mantenerte informado en esta web:

http://icaen.gencat.cat/es/energia/ajuts/?_ga=2.233287454.1220845809.1572022336-166462090.1570453290

Factores a tener en cuenta

 

Debemos tener en cuenta varios factores a la hora de sustituir nuestra caldera.

 

En las nuevas construcciones solo es posible instalar calderas modernas de condensación.

 

En caso de reformas o de sustitución de la caldera se permite la instalación de calderas estancas si se trata de una vivienda unifamiliar aislada (no adosada).

 

En el caso de pisos, solo pueden instalar calderas estancas siempre que se disponga de un tubo de salida de gases comunitario a cubierta.

 

Si no tienes esta salida, podrás realizar la salida a fachada o patio interior siempre que se cuente con una caldera estanca de alta eficiencia, esto es, de bajo NOx o de condensación.

 

Recuerda que en https://tecnicotarragona.com/ podemos ayudarte con todas estas cuestiones a la hora de instalar tu caldera en tu hogar.

 

Si disponemos de una instalación tradicional deberemos pensar también en si es compatible o no la nueva caldera de condensación a instalar.

 

Las calderas de condensación, para poder correctamente, necesitan una temperatura de calefacción muy baja, sobre los 35ºC. Los sistemas tradicionales trabajan con el agua de a

aproximadamente 60ºC. Si pasamos agua a menor temperatura y mismo caudal, la potencia de calor que podemos aportar a las habitaciones se reduce bastante.

En ese caso, tendremos la opción de cambiar los radiadores por unos de baja temperatura o suelo radiante.

La segunda opción es aumentar la temperatura de consigna de la caldera, aunque haciendo esto perderemos rendimiento de la misma por no aprovechar la condensación.

Puedes consultar el rendimiento de la caldera a baja y alta temperatura. Algunas calderas son mejoras para trabajar en condensación, otras, para trabajar en ACS.

Lógicamente, necesitas una conexión al desagüe de la vivienda, se recomienda compartirlo con la lavadora y el lavavajillas.

 

De esa forma, la acidez de los condensados ayudan a eliminar los restos de jabón.

 

Si esta evacuación de la combustión se produce a través de un conducto común a varias viviendas, éste debe estar preparado para resistir la corrosión (doble pared, INOX 316, pendientes…), algo que no es habitual en edificios antiguos.

Si utilizamos una caldera mixta en modo ACS, el agua tarda un rato en salir caliente, esto ocurre por dos motivos:

El agua de la tubería suele estar a temperatura ambiente y mientras se enciende, se modula la entrada de gas dejando pasar primero agua fría.

Para evitar este retraso, algunas calderas incorporan un microdepósito para entregar agua caliente desde el primer momento, aunque debemos tener en cuenta que ya estaríamos introduciendo un aumento de presupuesto.

Igualmente, para evitar el problema de que al abrir un grifo, automáticamente en otro no sale suficiente agua caliente podemos usar un acumulador.

Como ves, todo aumento de comodidad será algo a tener en cuenta a la hora de pensar en nuestro equipo nuevo.

En https://tecnicotarragona.com/ estaremos encantados de ayudarte con toda la información que precises para tu caso en concreto y por supuesto, de realizarte la instalación.

Nos vemos pronto!

 

TEL:977771036